Nuestros teléfonos

5547 8490 :: 5541 1484

¿SABES QUÉ ES LA MASTOPATÍA FIBROQUÍSTICA?

Se trata de una afección benigna (no cancerosa) en la zona mamaria. Se desarrolla a través del aumento de tejido mamario y su principal característica es la aparición de bultos dolorosos en las zonas superiores y externas de las mamas, hacia las axilas, tiene varios sinónimos, siendo los más utilizados, el de mastopatia fibroquistica (MFQ), mastitis quística crónica, hiperplasia quística, displasia mamaria y enfermedad de Schimmelbusch entre otros.

¿Cuáles son las causas de la mastopatía fribroquística?

Los tejidos de las mamas cambian en respuesta a las hormonas naturales que producen los ovarios.

En las mujeres que padecen mastopatía fibroquística, estos cambios son más pronunciados, lo que provoca la aparición de bultos inflamados y sensibles o dolorosos. Los síntomas son más frecuentes durante el período menstrual o justo antes.

Es posible que sientan bultos en las mamas a raíz de la aparición de quistes (bolsas llenas de líquido) o inflamación en los lóbulos de las mamas, que son las glándulas encargadas de producir la leche.

Posiblemente también perciba un engrosamiento desigual de los tejidos mamarios causado por el crecimiento excesivo de los tejidos fibrosos en las mamas.

¿Cuáles son los síntomas de la mastopatía fribroquística?

La mastopatia fibroquistica no tiene síntomas específicos; las manifestaciones clínicas son diversas; dolor mamario, induración, nódulo y secreción de pezón. Es posible que una mama se vea más afectada por la inflamación y los bultos que la otra.

Lo más probable es que los síntomas empeoren justo antes del período menstrual debido a los cambios hormonales, pero pueden manifestarse en cualquier momento del mes. Los bultos en las mamas pueden cambiar de tamaño durante el mes.

¿Cuál es el diagnóstico y tratamiento de la mastopatía fribroquística?

La autoexploración es de suma importancia, en pacientes menores de 35 años, el método de diagnóstico por imagen será la ecografía y en mayores de 40 años, mastografía y ecografía.

En general no se requiere tratamiento específico. En caso de quistes, fibroadenomas atípicos, lesiones papilares intraductales, el tratamiento es quirúrgico.

En pacientes sintomáticas que manifiesten dolor de las mamas, el tratamiento es médico, explicándole el significado a la paciente, aconsejando medidas generales y si no es suficiente, tratamiento tópico con géstatenos o aceite de Primarosa; si persiste, se hará el tratamiento hormonal especifico en función de la edad, tipo de ciclo menstrual y contexto clínico con hormonoterapia (anticonceptivos orales, géstatenos, tamoxifeno y u otro tipo de hormonas).

Lo más importante es que siempre sea valorada por un médico especialista y no auto medicarse.