Nuestros teléfonos

5547 8490 :: 5541 1484

VIRUS DE PAPILOMA HUMANO Y LA ADOLESCENCIA

La infección causada por el virus del papiloma humano se ha incrementado de forma alarmante en los últimos 20 años, las tasas de mayor prevalencia son en adolescentes y mujeres jóvenes. El comportamiento en la adolescencia pude tener repercusiones durante toda la vida, el exceso de información sexual, la mayor libertad y el desconocimiento de las consecuencias de una actividad sexual sin protección llevan a los adolescentes a incurrir en prácticas de riesgo para la salud.

¿Por qué con más propensos los adolescentes al desarrollo del VPH?

La mujer adolescente puede adquirir la infección tempranamente, al inicia relaciones sexuales en los primeros 18 meses posteriores a la menarca, además factores biológicos que predisponen a la infección, como: la inmadurez del sistema inmunológico y una gran eversión glandular en el cuello uterino (ulceraciones en el cuello de la matriz).

¿Cómo se realiza el diagnóstico en adolescentes?

  • Papanicolaou: Es el análisis de las células del cuello uterino.
  • Colposcopia: Procedimiento médico consistente en la observación microscópica del epitelio cuello uterino, paredes vaginales, así como entrada a la vagina, que permite identificar lesiones precancerosas.
  • Biopsia: Es la extracción de una muestra de tejido del cuello uterino para ver si tiene células cancerosas.
  • Biología molecular

¿Cuál es el tratamiento del VPH en adolescentes?

En relación a la conducta terapéutica cuando la lesión es persistente o avanza en un lapso de 6 meses, debe analizarse la posibilidad de un tratamiento quirúrgico, como el láser, ideal para adolescente porque es un método más preciso, destruye menos tejido sano y puede dirigirse a sitios de difícil acceso; en nuestro medio, el costo es una desventaja. Otras alternativas son la electrocoagulación o la crioterapia. En materia de educación sexual en México, lamentablemente se reporta una baja proporción del uso efectivo del preservativo, la clave futura en la prevención del cáncer cervical y sus lesiones precursoras pudiera ser la vacunación.